RESEÑA HISTORICA DE LA INSTITUCION:

En el mes de octubre del año 1985, el licenciado Jaime Alfonso Ochoa Lamadrid, un humilde maestro, nacido en la población bolivarense de Zambrano, el 7 de diciembre del año 1956, y contando con solo 25 años de edad, tuvo la brillante idea de crear una institución educativa, en la cual los jóvenes y adultos que pasaran por ella  se formaran con carácter de triunfadores desarrollando una disciplina basada en la  actitud mental positiva ante las diferentes situaciones de la vida y, que además, cultivaran principios de liderazgo, que finalmente los condujeran a ser personas exitosas; estas enseñanzas, después de 25 años, trascienden y llenan de luz y esperanzas las vidas de jóvenes y adultos de la región y de Colombia, constituyéndose, actualmente,  en nuestra filosofía de trabajo que orienta la gestión directiva, académica, administrativa y comunitaria de Citucar.

Fue así, como el licenciado Jaime Ochoa junto con un grupo de docentes, abrió las puertas de  Citucar, institución de educación no formal (nombre de la época), que ajustada, en ese entonces, a normatividades de la época, recibiera su aprobación oficial de la Gobernación de Bolívar, autorización que le permitió ofertar programas de estudio en educación técnica laboral basada en valores como una alternativa de crecimiento y superación personal, en procura del desarrollo regional, en particular y nacional, en general.

Hoy Jaime Ochoa Lamadrid ya no está con nosotros. Nos deja un legado muy importante que todos debemos atesorar y valorar, incorporarlo a nuestra vida y llevarlo como estandarte en la búsqueda constante de nuestra realización personal.

La historia de Citucar ha sido muy variada, ha pasado por momentos difíciles, momentos buenos y otros llenos de incertidumbre, angustias, alegrías, grandes realizaciones y logros, las experiencias vividas han marcado la vida de cada persona que ha pasado por la institución, llámense estudiantes, egresados, docentes, administrativos, padres de familias, asesores, proveedores y público en general, y ha sembrado una semilla de optimismo y positivismo a lo largo de su existencia.